Como escoger un sofá

Salí en el diario! me llamaron para preguntarme en qué cosas hay que fijarse a la hora de comprar un sofá y hoy aparecí publicada en Lun. Abajo está la foto pero puedes hacer click aquí para ir a ver la página completa

No sé si todavía venden el sofá de la foto, pero lo amo.

No sé si todavía venden el sofá de la foto, pero lo amo.

Voy a profundizar un poco en lo que me preguntaron parte por parte:

Tapiz

Hazte la siguiente pregunta y responde con honestidad ¿Para qué quiero mi sofá? ¿Qué uso le voy a dar? a partir de la respuesta podrás definir el tapiz de tu sofá. Como dije en la entrevista si tienes un gato o niños, esto condiciona en gran parte el material que necesitas. Por supuesto en gustos no hay nada escrito y si difieres de estos consejos, está bien, pero para que tengas en cuenta la cuerina resiste la mugre y las manchas, mientras que telas suaves como terciopelo, felpa o gamuza sirven para que tu gato no destroce tu mueble.

En cuanto al color, todo depende de lo que te guste, lo que encuentres, lo que quede mejor en tu living, pero como dato, yo dejaría los colores fuertes y los estampados para muebles mas pequeños, cojines o accesorios que no signifiquen una gran inversión y puedas cambiar.

Estructura

Como el sofá no es un mueble que cambies a cada rato, tiene que durar al menos 10 a 15 años. Para eso lo mejor es invertir en un sofá de calidad y eso significa que su estructura tiene que estar bien construida y debemos conocer de qué material está hecho: metal, pino u otra madera. El tapiz no es eterno y no importa, siempre podrás retapizar, pero también los sofás con madera a la vista se pueden volver a lijar y restaurar. Lo importante es que se sienta firme y los detalles estén bien terminados (mas adelante les hablo de esto)

Los futones también pueden hacer de sofá y, aunque no siempre son lo más cómodo, últimamente he visto algunos muy bonitos y firmes, de estructura metálica. Como dije antes, todo depende del uso que le vas a dar.

El Relleno

La recomendación final es ver y probar el sofá en persona, porque nadie más que tú puede decidir si los cojines son muy blandos o muy duros para ti. Lo ideal es que el relleno sea blando pero a la vez lo suficientemente firmes para que no se deformen con el tiempo. Algunas esponjas de alta densidad y los sillones rellenos de pluma logran esto.

Por último, mira el sillón por todos lados y fíjate en los detalles. Un buen fabricante no deja ningún detalle al azar, por lo que si miras por atrás y el forro está corcheteado, mal cosido o simplemente se ve mal hecho es porque se ahorraron recursos en su fabricación y es muy probable que si ahorraron en las terminaciones también lo hayan hecho con el resto de su estructura.

Marcas

En cuanto a marcas recomendadas, yo soy muy fan de Rosen porque tiene un equilibrio en precio y calidad, aunque la mayoría de sus modelos sean aburridos y la paleta de telas y colores súper limitada, tienen un par de opciones como para irse a la segura. Sillones simples, combinables y duraderos.

Si viste en internet un sofá soñado que acá no existe o es imposible de conseguir, Sofa factory es el lugar. Ellos fabrican lo que les pidas y tienen muchas alternativas de relleno y tapiz según tus necesidades.

Y si quieres algo mas exclusivo Soho Gallery es el distribuidor oficial de Camerich, fabricantes ingleses de muebles de diseño. Buenos y hermosos.

Me veo durmiendo muy cómoda en el sofá Amor de Camerich 

Me veo durmiendo muy cómoda en el sofá Amor de Camerich 

¿Estás en búsqueda de tu sofá soñado y necesitas ayuda? cuéntame tus necesidades y agendemos una reunión.

Remodelación depa San Borja

Este es un proyecto especial en el que he estado trabajando porque el encargo viene muy de cerca y eso lo ha hecho de cierta forma un poco más difícil. Lo que pasa es que es complicado hacer algo para tus viejos cuando los conoces demasiado y sabes que lo que hagas les va a gustar, entonces es una la que tiene que buscar el camino correcto y básicamente decidir por ellos y pensando en ellos. Es una responsabilidad grande.

Mood para el living

Mood para el living

Me pidieron remodelar el depa: pintar todos los muros y cielos, cambiar ventanas y cambiar algunos muebles del living comedor. No hay que sacar ni poner muros porque eso ya se hizo hace un par de años.

Decidí partir por el living que es el espacio más grande y para eso primero armé un moodboard que me va a servir de guía para escoger los muebles y accesorios de aquí en adelante. Tomé lo existente y le agregué colores y texturas para definir una onda tranquila, neutra y familiar. Olvídense del nórdico y esas cosas, mis viejos son muy chilenos para etiquetarlos en un estilo y yo sé que les gusta la cosa moderna, pero más que nada los clásicos que trascienden en el tiempo. Además son muy tranquilos; no son de hacer fiestas o de invitar mucha gente, entonces ocupan el living para descansar, ver tele, jugar con el gato y tejer. Esto me dio la idea para definir una paleta neutra con patrones no muy saturados que pueden ser geométricos o vegetales, dos cosas que a mis viejos les encanta.

Con los otros posts he estado tratando de definir mi estilo para que en el futuro, cuando se acerquen a pedirme algo, ya sepan de qué se trata mi trabajo y lo que a mí me gustaría hacer en un mundo ideal. Pero este caso es especial y como conozco demasiado a mis viejos, preparé una propuesta pensando 100% en como viven ellos y teniendo en cuenta que estarán ahí dentro de los próximos 5-10 años, por lo que los muebles y materiales escogidos deberán envejecer de buena forma y estar vigentes dentro de ese rango de tiempo.

living.png

Espejo / Sofá / Alfombra / Mesa / Poltrona / todo lo demás son cosas existentes

Por supuesto hay cosas que se pueden cambiar con el tiempo, como cojines, cuadros, mesas laterales y elementos complementarios en general, pero para sillones y muebles más grandes es necesario invertir en algo de buena factura que en el futuro solo necesite ser retapizado, lijado o pintado. Pronto haré un post con tips para escoger estos muebles.

Si tienen buen ojo verán que resultado no es idéntico al mood (en realidad nunca lo es!), pero sí se logra la onda que había propuesto y lo más probable es que cuando el proyecto esté terminado hallan más cambios y no importa porque las cosas van y vienen, pero el estilo e identidad permanecen.

¿Tendrías este living en tu casa? ¿Crees que le falta algo? deja tus comentarios abajo